Ocultismo y Persecución

Ocultismo es el nombre usado por la así llamada «ciencia oculta», cuyas «reglas» comúnmente no se conocen. Hay muchísimas formas de ocultismo, y todas tienen que ver con la superstición, es decir con el recurso a poderes opuestos al Unico Creador y Salvador. Quien practica el ocultismo no está en comunión con el Dios verdadero. Tenemos que prevenir, seriamente, contra las instrucciones detalladas de la cartomancia (Tarot) y contra cualquier arte mágica, a veces ya propagada en revistas para niños y jóvenes. En cuántas películas aparecen magos, diablos, demonios, encantadores, fantasmas, extraterrestres, etc., que comprometen el alma de los espectadores. 

También la mayoría de los «sanadores», «naturalistas», etc., actúan por medio de poderes ocultos y malignos. ¡Qué maligno es curar un mal, a precio de destruir toda la persona! ¡Cuántas personas deshechas por haber recurrido al ocultismo! De repente el carácter se vuelve incompatible con los más próximos, aparecen enfermedades misteriosas, depresiones, infortunios, etc. ¡No se puede jugar con Satanás! Ni tampoco uno se puede burlar de Dios. Lector: por favor compara en tu Biblia Deuteronomio 18:9–15 con Gálatas 5:19–21.
En seguida nos dedicamos a unas pocas formas de ocultismo.
Astrología y horóscopo
La rotación de la tierra alrededor del sol es dividida en sectores de 30°. Cada sector es nombrado según los signos del zodíaco, por ejemplo Aries, Tauro, etc. Quien está curioso por saber algo sobre su carácter, o quien desea conocer su futuro, únicamente debe saber en qué signo del zodíaco ha nacido, y ya tiene acceso a todas las respuestas. Los horóscopos (por ejemplo publicados en periódicos y revistas) y astrólogos, están a la disposición de todos, a menudo por dinero.
¡Nunca, ni aun por broma, debemos leer el horóscopo, o preguntar el día de la muerte! Muy pronto se puede ser cautivo, influenciado y dominado por fuerzas malignas y mentirosas.
No hay duda de que los astros como el sol y la luna provocan la marea, ejercen cierta influencia sobre la vegetación y quizás sobre otras cosas, pero de ninguna manera está en sus manos el destino del hombre. ¿Cómo podrían los doce signos zodiacales determinar nuestros acontecimientos futuros, mientras que el Universo y la Vía Láctea, en la cual nos encontramos, se componen de miríadas de estrellas?
Mas, ¿por qué las predicciones de los astrólogos, muchas veces se verifican? Sus predicciones son tan generales y flexibles, y por esto tienen buena probabilidad de realizarse. Por lo demás, entre ellos hay personas con dotaciones de clarividencia, es decir, que están guiados por poderes satánicos. Por esta razón, ¡no tocar!
Buena o mala suerte por medio
de cifras, fechas, signos o proverbios
Desde generaciones se transmiten ciertas creencias, pensando que determinados números, días, ritos, signos o palabras, la comisión u omisión de ciertos gestos, traen buena o mala suerte. Las causas no se pueden probar científicamente; todo esto es cuestión de creer o no creer.
«Martes, el día trece, ¡y además un gato negro!» Los supersticiosos nunca ocuparían la habitación número trece en el albergue, o la silla número 13 en el avión. Contrariamente estarían felices al cruzarse en la calle con un deshollinador, o al encontrar un trifolio cuádruplo. Hay variedad de cosas que le traen fortuna al supersticioso. Por ejemplo ciertas evocaciones dirigidas al sol, a la luna, a su espíritu o al ángel de la guarda, etc.
¿Por qué tanta gente entre nosotros cree en tales cosas?
Porque los poderes de las tinieblas intentan cautivar a nuestra sociedad moderna para impedir de creer en la Palabra de Dios. ¡Esto es el pecado!
Espiritismo
El espiritismo es un movimiento espiritual con la convicción de que los hombres pueden, por intermedio de ciertas personas (médium), comunicarse con difuntos u otros espíritus para recibir mensajes del más allá.
Publicaciones tendenciosas —dirigidas a adolescentes y jóvenes— no vacilan en inducir a niños y jóvenes al espiritismo. Pero, lo que al inicio puede ser fascinante, termina en un lazo terrible con el reino de las tinieblas.
Satanás y sus «ángeles» (demonios) son los que producen los fenómenos misteriosos como voces, golpes, instrumentos que suenan y mensajes que se escriben sin intervención de manos, objetos suspendidos en el aire, mesas y vasos que se mueven, y muchas otras cosas. Otra forma de espiritismo es que difuntos reaparecen a sus familiares o conocidos. En estos casos no es el difunto que aparece, sino un ángel de Satanás que los imita.
El espiritismo obra con tácticas aparentemente inocuas; mayormente no reconocidas como tales. Por ejemplo cierta música con ritmo que azota, puede producir un estado de trance en el oyente y abrir en él las puertas a las fuerzas ocultas. De hecho, muchos músicos rock se comunican con poderes ocultos, como algunos lo revelan en sus escritos.
La música rock con letra cristiana también es dañina porque anestesia temporalmente la mente y el juicio de la persona, y la hace sentir y decidir de manera irresponsable ante el Creador y Su Palabra.
Efesios 6:12 nos hace conscientes contra quién tenemos que pelear: «Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes».
El pasaje bíblico de Colosenses 2:15 nos demuestra claramente que Jesucristo es el Vencedor: «... despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz».     —De Mensaje de paz, noviembre 2000

Información

Iglesia Bautista Bíblica
c/ Tiberiades, 6 - local 20
28043 Madrid, España
Metro: Canillas / salida calle Montalbos

Tel. 91-300-0116
ESCRÍBENOS

Ubicación

mapagooglesmall¿Necesitas instrucciones para llegar a la Iglesia? 
Ver mapa más grande

Horario

Te invitamos a las reuniones:
reloj  Domingo      11:30 mañana

  Domingo        7:00 tarde
  Miércoles        7:00 tarde