Fundamentos Bíbicos para la Mayordomía

La Biblia nos reta a todos los creyentes a que seamos fieles como “mayordomos” (“administradores” en 1 Corintios 4:2) de lo que Dios nos ha permitido tener. Repasemos los principios fundamentales que la Biblia usa para construir la responsabilidad de la mayordomía.


Principio Fundamental #1: Dios es el Creador y Dueño de todas las cosas. La enseñanza de que Dios es el propietario porque todo lo creó es totalmente clara en las Escrituras. Salmo 24:1 reivindica que el Señor es el propietario de la tierra “y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan”. Salmo 50:10 es el versículo famoso que dice que Dios es dueño de “toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados”. Pablo dice: “Todo fue creado por medio de él y para él”.

Principio Fundamental #2: Dios es la Fuente y Fundamento de toda riqueza y autoridad. “Las riquezas y la gloria proceden de ti...” (1 Crónicas 29:12). “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:8). De hecho, tanto “...él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas” (Hechos 17:25), como “Toda buena dádiva y todo don perfecto” (Santiago 1:17).

Principio Fundamental #3: Dios es el Gobernador y Soberano sobre toda autoridad. La comisión de Cristo a Sus discípulos se basaba en el hecho de que él tenía “toda potestad” (Mateo 28:18). 1 Crónicas 29:11 y 12 dice: “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos”. El es “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” (Apocalipsis 19:16).

Principio Fundamental #4: Dios delega autoridad y nosotros debemos administrar Sus recursos. La autorización inicial fue dada a Adán y Eva (Génesis 1:18) y más tarde a Noé (Génesis 9:1–7). Las parábolas de los talentos (Mateo 25:14–30) y las diez minas (Lucas 19:11–27) reafirman nuestra responsabilidad de administrar los recursos de Dios para Su gloria. Es fácil olvidar nuestras responsabilidades administrativas en un mundo que loa el éxito monetario y la acumulación de riquezas. Nuestra meta debe ser la de ingresar “tesoros en el cielo” (Mateo 6:20) a través de una buena mayordomía aquí en esta tierra. Solo hay dos cosas ahora presentes en esta tierra que son eternas: el alma de todo hombre y mujer y la Palabra de Dios. ¿Cómo hemos usado nuestros recursos para invertir en estas cosas eternas?     
—Henry Morris III

Información

Iglesia Bautista Bíblica
c/ Tiberiades, 6 - local 20
28043 Madrid, España
Metro: Canillas / salida calle Montalbos

Tel. 91-300-0116
ESCRÍBENOS

Ubicación

mapagooglesmall¿Necesitas instrucciones para llegar a la Iglesia? 
Ver mapa más grande

Horario

Te invitamos a las reuniones:
reloj  Domingo      11:30 mañana

  Domingo        7:00 tarde
  Miércoles        7:00 tarde