Regocijaos en el Señor

La corta epístola del apóstol Pablo a los Filipenses ha sido llamada “la epístola del gozo”. Repetidas veces se menciona la palabra gozo o regocijar. En el capítulo tres, Pablo anima a sus lectores a gozarse en el Señor. Y en el versículo cuatro del cuarto capítulo, les dice: “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez os digo: ¡Regocijaos!”.

Al reflexionar sobre los 42 años que Margarita y yo hemos vivido en España, desde luego nos regocijamos en el Señor por sus múltiples bendiciones. Cuando decidimos venir a España, después de mucha oración, sabíamos que tendríamos muchos desafíos. La ley de libertad religiosa se aprobó en el año 1967, y nosotros llegamos en 1971 para trabajar en un equipo con el fin de evangelizar y establecer iglesias. Ha habido bastantes pruebas, pero a la vez, ha habido muchos más motivos para regocijarnos.

En el capítulo 4 de Filipenses, encuentro cuatro buenas razones para regocijarnos:

1. Su presencia. En el versículo 5 leemos: “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres; el Señor está cerca”. Cuando el Señor dio la gran comisión de ir a todo el mundo para hacer discípulos, él prometió: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mat. 28:20). Y nosotros hemos tenido el gozo de sentir su presencia durante todos estos años de ministerio en España.

 

2. Su paz. El versículo 6 nos enseña que, en lugar de afanarnos, debemos ir al Señor en oración. Y, desde luego, con acción de gracias, sabiendo que el Señor escucha y contesta la oración. Solamente el creyente puede sentir ese gozo que viene a través de ver una oración contestada. Entonces Dios nos baña en su paz, que sobrepasa todo entendimiento. Dios ha contestado muchas oraciones, dándonos esa paz de la que nos habla en este pasaje bíblico.

3. Su poder. En el versículo 13 nos dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. En Hechos, capítulo 2, tenemos una gloriosa promesa de Cristo: “Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos...”. Hemos visto vidas cambiadas; borrachos convertidos en nuevas criaturas por medio de la fe en Cristo. Hemos visto familias rotas restablecer sus hogares. Estas victorias se han logrado mediante el poder de Dios, y siempre nos llenan de gozo.

4. Su provisión. Durante un tiempo de prueba, cuando yo no tenía dinero para comprar gasolina ni comida en mitad de un largo viaje, un amigo misionero me dijo: “No te olvides de Filipenses 4:19”. Busqué ese versículo y lo leí: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. No importa si la necesidad es emocional, espiritual, física o financiera; Dios promete proveer lo que nos falta. Vez tras vez, Margarita y yo hemos orado y hemos visto la provisión de Dios. Cuando Dios suple es motivo de regocijo.

Pero en este capítulo 4, creo que Pablo nos da otra razón para regocijarnos: En el primer versículo, cuando Pablo dirige la palabra a sus amados hermanos, él hace referencia a ellos como su gozo y corona.

Vosotros, hermanos y hermanas, sois nuestro gozo y nuestra corona. Cada vez que predico en la Iglesia Bautista Emanuel, puedo mirar a la congregación y pensar en mi interior: “Ese es un hermano que yo gané para Cristo”, o “Ahí está una hija mía en la fe que está creciendo espiritualmente a pasos gigantescos”. Hermanos, Margarita y yo estamos gozosos por la obra que Dios ha hecho y continúa haciendo en la Iglesia Bautista Emanuel.

Al ausentarnos de España, nuestra exhortación para vosotros viene al final del versículo 1. Decimos juntamente con Pablo: “Así que hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados”. —Samuel Allen

Información

Iglesia Bautista Bíblica
c/ Tiberiades, 6 - local 20
28043 Madrid, España
Metro: Canillas / salida calle Montalbos

Tel. 91-300-0116
ESCRÍBENOS

Ubicación

mapagooglesmall¿Necesitas instrucciones para llegar a la Iglesia? 
Ver mapa más grande

Horario

Te invitamos a las reuniones:
reloj  Domingo      11:30 mañana

  Domingo        7:00 tarde
  Miércoles        7:00 tarde