Las Arras del Buen Matrimonio

Las arras del buen matrimonio
(—Mensaje de Daniel Flower en la celebración de las Bodas de Oro de Vicente Hernández y Carmen Martínez, el 14 de noviembre de 2004 en la Iglesia Bautista Emanuel, Elche (Alicante) España.)

"Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella….
Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama."
Efesios 5:22-28

Esta es una ocasión muy especial que no sucede todos los días, máxime cuando hoy observamos estupefactos el desmoronamiento de la institución del matrimonio tanto por personas del mismo sexo que quieren casarse como por la brevedad del enlace de muchos. El otro día la señora de la verdulería se nos lamentaba de que el matrimonio de su hija hubiera durado tan solo año. No es un caso aislado.

La ocasión se hace aun más especial porque la pareja de novios que celebra estas Bodas de Oro es especial: a Vicente le conocí hace muchos años y cuando nos despedimos, dijo: “Si no nos vemos más, nos vemos menos”. Seguimos viéndonos más y que el Señor le dé muchos años más para hacerlo.
De Carmen me encanta el testimonio que da a todo el mundo de su fe en el Señor, sin pelos en la lengua, tal como se encuentra en las Escrituras.
He aquí, algunos ingredientes para un matrimonio que dure cincuenta años y más. Todos terminan en “anza”.
I.     El matrimonio es una alianza
    Es un pacto que sólo la muerte puede romper
    A.    Se basa en confianza
      1.    Los votos son palabras solemnes dichas ante Dios y los hombres; renunciarlos dice qué somos, que no somos de confianza (Al revés de lo que se pone en los comercios, enmarcar las palabras: Aquí se fía el uno del otro)
      2.    Además la desconfianza rompe la imagen que Dios presenta de Sí mismo, pues es un Dios de confianza
      3.    Hagamos muros alrededor de esa confianza que desconocidos, parientes, ni nosotros mismos puedan derribar
    B.    Se basa en romanza
      1.    Es una canción de carácter tierno y romántico, y es menester siempre alimentar ese fuego del romanticismo; el sentimentalismo no debe terminar con la luna de miel (conozco a personas más sentimentales en su relación con los niños o el perro que con el cónyuge)
      2.    El romanticismo se basa en alabanza
        a)    Hay esposas, maridos, que no escuchan una palabra de agradecimiento nunca; eso sí, mucha crítica
        b)    Se basa en el respeto el uno por el otro
II.    El matrimonio es una andanza: de un paso a la vez
    A.    Se casa en esperanza
      1.    Tenemos sólo una vida, una sola oportunidad; hagámoslo bien empezando por escoger bien en la voluntad de Dios
      2.    En esperanza de hacer una diferencia para mejor en la vida de otros; no se vive para sí solo, tampoco un matrimonio
      3.    En esperanza de felicidad; muchos parecen entender que el matrimonio en sí produce felicidad, pero la felicidad se presenta de sorpresa cuando uno está haciendo la voluntad de Dios
      4.    En esperanza de crianza; Dios ha puesto en el corazón del ser humano el anhelo de tener hijos
    B.    En un buen matrimonio hay enseñanza
      1.    Dos personas no se llegan a ser uno sin que haya comunicación
      2.    Uno no aprende a menos que escucha lo que el otro dice y quiere decir
    C.    Hemos de reconocer que el matrimonio es labranza
      1.    La Biblia dice que es trabajo edificar una casa; no hacemos una de ladrillos o bloques de cemento, sino una que sea un hogar de vidas entrelazadas
      2.    Hay momentos de sudor, pruebas, dificultades, incertidumbres que superar; habrá ataques desde fuera y dentro
    D.    Cada uno tiene que aprender templanza
      1.    Significa dominio propio; no puede haber venganza; hay que controlarse en los momentos tensos; extirpar del vocabulario las palabras feas, descontroladas, etc.
      2.    Si hay desacuerdo, debe terminar en bonanza; como cuando el Señor calmó la tormenta después de que los discípulos dijeran: ¡Señor, que perecemos!
      3.    Todo esto producirá semejanza: un equipo que piensa igual en cuanto a las metas de la vida: Señor, estamos aquí para hacer tu voluntad

La Escritura en Efesios 5 dice que el matrimonio es una ilustración de la iglesia de Cristo y la iglesia de Cristo es una ilustración del matrimonio.

¿Cómo? En que Cristo se sometió a la voluntad del Padre dando su vida por la iglesia y que la iglesia responde en amor sometiéndose a la voluntad de su Cristo.
Yo sé que las palabras “sumisión” y “obediencia” no suenan bien en los tiempos que vivimos, pero sin ellas, nunca habrá verdadera felicidad. Quizá se encuentre un sustituto, pero durará sólo temporalmente.
¿Has aceptado el sacrificio que Jesús hizo por ti? Sólo conociéndole a Él personalmente podemos entender y vivir el verdadero propósito del matrimonio.

Información

Iglesia Bautista Bíblica
c/ Tiberiades, 6 - local 20
28043 Madrid, España
Metro: Canillas / salida calle Montalbos

Tel. 91-300-0116
ESCRÍBENOS

Ubicación

mapagooglesmall¿Necesitas instrucciones para llegar a la Iglesia? 
Ver mapa más grande

Horario

Te invitamos a las reuniones:
reloj  Domingo      11:30 mañana

  Domingo        7:00 tarde
  Miércoles        7:00 tarde