La Pregunta Más Importante

La pregunta más importante de la vida es: "Cuando muero, ¿iré al cielo?" La respuesta a esta pregunta no depende de cuán bueno eres, si vas a una iglesia, eres religioso o de cuánto dinero das a la caridad o de cuántas buenas obras hayas podido hacer. Dios dice, que para ir al cielo, debes nacer de nuevo (Evangelio de San Juan 3:3).
 Plan de Salvación: ¿Cómo podemos nacer de nuevo?

 El plan de salvación está en la Biblia. Dios nos da un claro plan para "nacer de nuevo".

 Primero, debemos reconocer a Dios como el Creador de todo y aceptar nuestra humilde posición en la creación de Dios. 

"Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fueron creadas" (Apocalipsis 4:11).

 Luego, debemos reconocer que somos pecadores. "Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23; Rom. 3:10,11).

Dado que somos pecadores, estamos condenados a muerte. "Porque la paga del pecado es muerte" (Romanos 6:23). Esto incluye la separación eterna de Dios.
Pero Dios nos amó tanto a cada uno de nosotros, que entregó a su único Hijo, Jesús, para pagar el castigo por nuestro pecado y morir en nuestro lugar. "Mas Dios muestra su amor para con  nosotros en que siendo aún pecadores,  Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8).

Aunque nosotros no podemos entender cómo, Dios dijo que nuestros pecados fueron colocados en Jesús y que él murió en nuestro lugar. Jesús se convirtió en nuestro sustituto.

"Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo" (Romanos 10:13). "Todo el que" incluye a todos y cada uno de nosotros.
Por lo tanto, si tú entiendes que eres un pecador y crees que Jesucristo vino como el único Redentor del pecado, entonces entiendes el plan de salvación.

La pregunta es: ¿Estás listo para creer Su Palabra, la Santa Biblia, recibiendo a Jesucristo, el regalo de Dios? Si es así, arrepiéntete de tus pecados y de haber vivido tu vida a tu manera, ignorando a Dios y a Su Palabra, y cree en Jesús, decidiendo entrégarle el resto de tu vida a El como tu Señor y obedeciendo Su Palabra.


No tienes que buscar a ningúna persona para ser tu "intermediario" con Dios, pues puedes hablar directamente a Dios por medio de Jesús.  Iª Timoteo 2: 5.  "Porque hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre."
 
Puedes orar esta oración (usando tus propias palabras) pidiendo a Dios que te salve y te perdone tus pecados.

"Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Quiero que Jesús sea el Señor de mi vida, y que gobierne y reine en mi corazón y en mi vida desde este día en adelante. En el nombre de Jesús te lo pido, amén."

Si decidiste orar esta oración, bienvenido a la familia de Dios. Toma unos minutos y escríbenos para que podamos orar por tu vida, para que Dios te ayude a leer y obedecer Su Palabra cada día.

Información

Iglesia Bautista Bíblica
c/ Tiberiades, 6 - local 20
28043 Madrid, España
Metro: Canillas / salida calle Montalbos

Tel. 91-300-0116
ESCRÍBENOS

Ubicación

mapagooglesmall¿Necesitas instrucciones para llegar a la Iglesia? 
Ver mapa más grande

Horario

Te invitamos a las reuniones:
reloj  Domingo      11:30 mañana

  Domingo        7:00 tarde
  Miércoles        7:00 tarde